sábado, 19 de febrero de 2011

TAMARA LA MALA # La gallina vasca 36


Rogad a dios por su alma




Tamara ha vuelto. Nació María del Carmen, desde hace un tiempo se llama Yurena y en un periodo entre Tamara y Yurena se llamó Ámbar. Pero desde aquella vez, hace más de diez años, que Arlequín cantó lo de "Tamara, eres mala", es para todos nosotros Tamara la Mala.
Aunque le guste quitarse años, Tamara vino a este mundo el 11 de diciembre de 1969. Nacida en Cruces pero de Santurce de toda la vida. Desde adolescente llamó la atención por ir siempre acompañada por su madre, Margarita. Varios testimonios, que aseguran ver a la inefable señora Seisdedos en las puertas de los bares y salas de fiesta en Capital Mendizábal, así lo constatan.
Tamara siempre quiso ser una estrella y como éste no es país para artistas se vio obligada a ir -junto a su madre- a Madrid para lanzar su carrera como cantante. Allí conoció a
Tony Genil y posteriormente a Leonardo Dantés quienes le presentaron a Paco Porras. El flechazo entre la cantante y el vidente hortícola fue instantáneo y, tras un breve noviazgo, Tamara quedó en estado de buena esperanza.EL AUGE
El episodio del embarazo marcó el inicio de la carrera televisiva de la santurtziarra en el año 2000.
No se sabe cómo, pero un día Tamara apareció en una tele asegurando tener la prueba del predictor que demostraba su concepción. Paco Porras se hacía el loco y la trataba de loca, la discusión se fue caldeando y terminó con Tamara arrojando a Porras unos nabos que había en la mesa y abandonando seguidamente el plató.
A partir de este episodio, Tamara empezó a frecuentar
Cronicas Marcianas. Lo que pasaba ahí ya lo saben, cruces de acusaciones, broncas, gritos y puntuales apariciones de doña Margarita para impartir justicia a bolsazos.
En noviembre del 2000 lanza un single con las canciones
No cambié y A por ti que consiguió estar 10 semanas seguidas en el nº1 de la lista Afyve de singles más vendidos. Aunque Tamara siente predilección por A por ti, es el No cambié la canción que pega el pelotazo, tiene más versiones que el Yesterday de los Beatles incluyendo sus adaptaciones al árabe y al chino mandarín.
La figura de Tamara como icono de la modernidad en aquel cambio de milenio es indiscutible: los templos de ocio nocturnos no paran de pinchar el No cambié. Líder en descargas de melodías para móviles. Portada de la revista
Zero. Portada en El Mundo versioneando la estética de Ziggy Stardust).
Para rematar, un entregado
Boris Izaguirre la encumbra en el Crónicas Marcianas como reina de la hipermodernidad.


>

LA CAÍDA
A las pocas semanas de la portada en La luna, Tamara, Leonardo Dantés y Tony Genil son contratados para inaugurar una fruteria de barrio. No se sabe quien empezó, lo que sí se sabe que en vez de cantar comenzó una disputa de egos que acaba con la unidad de la cuadrilla del freakismo oficioso. A partir de este momento, Tamara irá por libre, enfrentada a todo el mundo y en un continuado proceso de declive. Sus apariciones en Crónicas Marcianas estarán marcadas por la acritud, el rencor, la pataleta, los pucheros y las virulentas intervenciones de Margarita Seisdedos para defender a su hija.
En 2004 intenta relanzar su carrera participando en el reality de Tele5
Hotel Glam y a su salida graba una versión del A quien le importa de los Dinarama. Pero la ruleta de la fortuna no la favorece, Tamara Macarena, la cantante de boleros (a la que odiamos), demanda la exclusividad del nombre Tamara y gana. Nuestra Tamara se ve obligada a cambiarse el nombre, elige, en un primer momento, Ambar, pero también está cogido y finalmente opta por llamarse Yurena. Ni por esas, el brillo artístico y televisivo de nuestra Tamara se apaga. En 2006 abandona los escenarios y monta un bar para mitómanos en el barrio madrileño de Malasaña.

   
TAMARA HOY
La noticia salta hace unas semanas cuando una tal
Nacha la Macha entrevista telefónica y presuntamente a Tamara. La presunta Tamara pone a Mermelada aka Jorge Javier Vázquez de vuelta y media. Naturalmente el presunto programa del imperio Tele5 se pone en contacto con Tamara quien niega la mayor y asegura que Nacha la Macha ha entrevistado a un sujeto que fingía ser ella y que en ningún momento ha realizado esas declaraciones.
Yurena, -la presunta Tamara- ya que pasa por ahí, aprovecha para llamar hipócrita a
Lidia Lozano y asegurar que Karmele Marchante no quería pagar las copas en su bar y además dejó unos polvos blancos, sospechosos y presuntamente ilegales en la entrada de su establecimiento. Tamara grita, exige justicia, amenaza con pleitos, abogados y peritos pero Mermelada parece más interesado en lo que tiene que decir Margarita entre bastidores.
Como la polémica no se zanja, Tamara acude a
Sálvame de luxe, que tiene más audiencia y pagan más, para enfrentarse cara a cara con la malvada Nacha la Macha. Como pueden imaginarse, el asunto se caldea y ya fuera de pantalla Margarita Seisdedos agrede con el compact-disc promocional que le había regalado Jorge Javier minutos antes.TAMARA Y ESKORBUTO
¿Hay alguien más famoso que Tamara y que sea de Santurce? Sí,
Benicio Del Toro y Eskorbuto. Como Benicio es del Santurce de Puerto Rico, nos centraremos en la mítica banda santurtziarra y sus asombrosos paralelismos con la hija de Margarita.
Pero antes de desglosar las trayectorias semejantes de ambos fenómenos, hay que aclarar la vertiente espiritual que ha caracterizado a los Eskorbuto.Cuando decimos espiritual, lo decimos en un sentido a lo
Iker Jiménez. -Un programa especial de Tercer milenio sobre Eskorbuto no estaría de más-
Como Iker, como Eskorbuto, también creemos que al morir existen dos opciones: una, pasar a una dimensión diferente y, otra, al expirar los espíritus que tienen cuentas pendientes entre los vivos, permanecen errantes entre ellos hasta que esas deudas son saldadas. Los referentes cinematográficos de lo que decimos son abundantes:
Bitelchus, Evil dead, Ghost, El cielo puede esperar, Atrápame esos fantasmas...
En cuanto a Eskorbuto y este asunto espiritual queda claro no sólo por su muerte prematura sino por la temática de varias de sus canciones. El Lector de
La Gallina Vasca, sabe de lo que hablamos porque ha sido fan de Eskorbuto de toda la vida, y al leer éstas líneas instantáneamente ha pasado por su mente míticos temas como Rogad a dios por los muertos, Enterrado vivo, El infierno es demasiado dulce o Aki no keda ni dios.
Pero si hay un tema que expresa perfectamente todo lo que venimos diciendo es sin duda
Mas allá del cementerio: Los muertos vagan eternamente/ los muertos vagan por la tierra/ abrumados por el dolor de no poder descansar/ y ahora buscan aquel lugar más allá del cementerio./ Cadáveres, muertos y difuntos/ vagan zombis por la tierra/ por los siglos de los siglos, amen/ Antes de estar muertos fueron vivos/ pero en su propia vida se murieron/ antes de ser fantasmas fueron niños/ y de niños ya eran fantasmas/ y ahora buscan aquel lugar más allá del cementerio/ Demonios, brujos y fantasmas/ deambulan por la noche/ cantando una canción/ es esta canción/ pasarán mil años más/ antes que encontréis aquel lugar/ más allá del cementerio.



Aclarado este punto, vayamos a los paralelismos y los vamos a enumerar porque para eso tenemos sobrada capacidad categórica y analítica:

1 María del Carmen se cambió el nombre a Tamara y su éxito más sonado es No cambié. ¿Cuáles son las canciones de Eskorbuto con letras más crudas, osadas y polémicas? En efecto, Tamara (saqué mis cadenas y la golpee/ saqué mi cuchillo y se lo clavé/ su sangre corría hacia un vertedero de basura/ ella moría contra la pared/ y yo reía, y yo reía) y No quiero cambiar (He visto violar, he visto violar/ y seguro que su hombre nunca se lo hizo mejor/ He tomado pastillas/ he agujereado mis venas/ pero no quiero cambiar/ no, no quiero cambiar)
2 Tamara afirma haberse hecho una operación para reafirmar el pecho a los 21 años. Como hemos dicho al principio, en las entrevistas solía quitarse años. Así que hemos hecho cuentas, y sospechamos la operación de pecho se la hizo en 1992. Así es, el mismo año en que Josu y Jualma murieron.
3 Sonada fue la actuación de Tamara en Santurtzi en las que unos desalmados sabotearon la actuación arrojándola huevos. Los Eskorbuto también tuvieron que sufrir a vecinos intolerantes y así lo relataron en un anécdota: Nos detuvieron, nos cachearon y nos hicieron quitar las botas, por cierto, ¡cómo cantaban! Mientras tanto los transeúntes se iban agolpando en la acera. ¡No te jode!, se ponen a aplaudirles, con comentarios como: Muy bien, éstos son los que tenéis que detener! ¡Qué asco!
4 Si Tamara marchó a Madrid para progresar en su carrera, los Eskorbuto también fueron a la capital del reino, y en repetidas ocasiones pues siempre volvían enseguida porque echaban de menos el Nervión. En 1983, en uno de estos viajes relámpago, buscaron un contrato discográfico en las oficinas de Hispavox:Jualma y yo (Josu) habíamos llegado a Hispavox, pero antes habíamos comprado champán de oferta y unos bollos y nos los comíamos en el descansillo de de las oficinas. Esperábamos a uno de los ejecutivos de de la casa, Juan Carlos Casado. Entró un portero y nos indicó que no estaba y que nos fuéramos. Nos lo volvió a repetir con malos modales. Nosotros por las malas, cuidado, montamos una de cagarte. Pararon todas las oficinas y entraron para ver qué pasaba y entre ellos estaba el tal Juan Carlos ¡qué casualidad!. En ese momento subía Enrique, el de Enrique y Ana, se quedó con la boca abierta, igual que los demás.
Recordemos que
Enrique Del Pozo era un contertulio habitual en las tertulias de Crónicas Marcianas cuando Tamara frecuentaba este programa. Kokouaua también se quedaba con la boca abierta cuando veía a Tamara...
5 A Eskorbuto se le ha llamado el antigrupo, la última independencia, los marginados de lo marginal... Enfrentados al estado, enfrentados a Herri Batasuna, enfrentados a los grupos coetáneos que los acusaban de manguis...
Qué decir de Tamara, bueno, de Tamara y de su madre Margarita, un binomio indivisible e irreductible. Enfrentado, primero a Paco Porras, después a Arlequín y finalmente al tridente Genil-Dantés-Álvarez. Enfrentadas a los reporteros callejeros, enfrentadas a cualquier impertinente con el que eventualmente compartían plató televisivo, enfrentadas a
Richi Bastante y enfrentadas en los tribunales a Tamara Macarena (la cantante de boleros que nos repugna).
Tamara y Eskorbuto han vivido en una incompatibilidad crónica con su habitat: con nosotros los que puedan, contra nosotros los que quieran.

6 Tras su fulgurante ascenso y con la paulatina caída artística, Tamara empezó a ser cansina -habitualmente- e irritante -esporadícamente-. Fue entonces cuando su cuerpo empezó a reaccionar a los implantes de pecho y labios que se había puesto. El pecho infectado, el labio grotescamente hinchado, parecía como si en el interior de Tamara habitara unos espíritus que luchaban por salir de ese cuerpo. Afortunadamente todos estos problemas de salud cesaron cuando Tamara perdió su nombre artístico en los tribunales.



Y aquí nos encontramos en el presente, con la actual Yurena que ya ni sorprende, ni atrae, ni repele. De hecho Jorge Javier parece más interesado en la figura de su madre Margarita que en la de la propia Yurena.
Margarita Seisdedos, ¡ay Margarita!, a cada instante nos recuerda más a una de las hermanas
Izquierdo, ya saben, las de Puertohurraco... ¿Estará poseída?

No hay comentarios:

Publicar un comentario